OK

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que usted tenga la mejor experiencia usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y nuestra Política de cookies

Cabecera C.F. Palmenses

AVISO IMPORTANTE - Todos los datos de esta web son ficticios y han sido introducidos como muestra

No hay un adios, sino un hasta luego


Con esta carta quiero expresar

mi agradecimiento a todas aquellas personas que forman parte del C.F. Unión Viera. Primeramente a su presidente: Pacuco, por haber confiado en mi, dándome la oportunidad de entrenar en este fantástico club, durante 4 años, el cual, él representa la esencia misma de lo que es sentir unos colores, por su lucha, su trabajo, sacrificio, constancia, amor, sentimiento, respeto, humildad, honestidad...y muchas cosas mas que en esta carta se quedaría corta, decirte Pacuco: Gracias por haberme dado la oportunidad de estar entrenando en este club fantástico. A su director técnico Miguel Labrador, que confió en mi y me apoyó en los malos momentos y rió conmigo en los buenísimos que tuvimos. A sus colaboradores, Juan, Eduardo...a todos los delegados que tuve conmigo y preparadores físicos..y por supuesto, no me olvido de todos aquellos jugadores que han formado y formaran parte de mi recuerdo en estos 4 años geniales de aprendizaje, ya que también he aprendido mucho de ellos, por supuesto hablo de los jugadores que han estado conmigo, chavales fantásticos, (con sus cosas de la edad), como jóvenes que son, pero que han sabido estar al nivel que se les pedía, y como tantas veces decía: "Un jugador de fútbol empieza a ganar cuando aprende a perder". Hay que saber ganar y saber perder (ser digno en ambas circunstancias). Lo que nunca hay que hacer es acostumbrarse a la derrota, y muchísimo menos resignarse, siempre hay que mejorar, para vencer como deportistas. Mi respeto y agradecimiento a todos ellos. Para terminar, solo me cabe decir de nuevo, que me voy con el corazón roji negro, y espero volver algún día. GRACIAS, GRACIAS , GRACIAS, dejo un montón de amigos y deseo los mayores éxitos para este fantástico club, y espero que la próxima temporada, el Unión Viera, vuelva a esa División de Honor Juvenil, que por derecho propio se merece. No hay un adiós sino un hasta luego.


Comparte en: